Diario de un friki, cap. 1

Edu nos trae la primera entrega de esta nueva serie llamada 'Diario de un friki', ¡disfrutadlo!

222
diario de un friki

➡ ¡Muy buenas frikipandi! A partir de hoy tenemos una nueva sección. Cada lunes, Edu nos va a contar desde una perspectiva muy humana un poco de su día a día más friki, en estos artículos titulados ‘Diario de un friki’, en los que podréis ir conociéndole poco a poco. Os dejamos con él, ¡Esperamos que os guste!

Un poco sobre mí

Mi nombre, Eduardo, mi edad no os importa para entender y empatizar con lo que os voy a contar, ya que aquí somos todo un mismo colectivo, con los mismos hobbies, y no debe (o por lo menos no debería) importar de dónde seamos, cómo seamos o incluso lo que seamos.

Empezaré por explicarte a ti, que estas delante de una pantalla lo que pretende ser esta sección.

Seguro que os habéis levantado algún día con unas ganas terribles de encender cualquier consola con ese juego al que estás terriblemente enganchado para poder sumergirte dentro de una experiencia nueva o continuar con la que ya habías empezado, y esas ganas, conforme pasan los días, van aumentando.

Esos sentimientos, esa forma de comportarte o esas frases que no dices a nadie respecto a ese juego, por pereza, o simplemente porque no tienes a nadie con quién compartirlas, es lo que voy a compartir con vosotros en esta especie de diario.

Voy a usar esta sección para expresar todo eso. Cuando vea una película, cuando pruebe un nuevo o viejo juego o cuando simplemente lea un cómic o un libro.

Al empezar la anterior semana pensé que hacía meses que no me sentaba en el sofá o en la silla de mi cuarto a ver una buena película, no ese tipo de películas de chico conoce a chica, chico hace algo impresionante pero luego la caga y al final arregla la cagada y se lleva a la chica, prefiero un chico conoce a chica, chico es un superhéroe poderoso pero está hecho un desastre y chica resulta que es más poderosa que el chico…

hancock

Hancock, un super héroe poco habitual

Sí chicos, el lunes me senté con unas palomitas y una cerveza a ver de nuevo “Hancock” y si lo analizamos bien de manera crítica, no es una película muy buena que digamos, pero tiene eso que no tienen las demás, ese toque cómico, ese poder descontrolado, esa libertad…

¿A quién no le gustaría clavar un aterrizaje de superhéroe y destrozar medio vecindario? Empatizo mucho con esta película ya que si yo fuera un superhéroe sería como él o peor y sé que la mayoría de vosotros también lo seríais, ahora no pongáis cara de buenos.

El martes continué con mi experiencia entre las arenas del Clash Royale, de verdad que solo me entra miedo cuando veo un nombre chino, sinceramente pienso que sus barajas tienen algún plus o una subida de características, porque no entiendo como juegan de esas maneras.

Enganchado al Clash Royale

Estoy en la arena Montapuerco (arena 10) y no, no tengo ni una legendaria, no me gustaría dar pena, pero… sé que la doy. Tengo un gran problema con ese juego, no puedo echar más de tres partidas seguidas, se me hincha demasiado la yugular y algún día cuando me muera de la ira acumulada por la combinación de cementerio y hielo caerá todo sobre vuestra conciencia.

Ese juego es adictivo, pero durante ese día encontré un juego que esta semana pasada me ha dado la felicidad.

El nombre es ‘Injustice’, la mayoría lo conoceréis sí, pero ¿A que no lo tenéis en vuestro móvil? Poneos los cascos y disfrutad de un entretenimiento brutal, no tiene trama ni ningún hilo para seguir una historia, pero a quien no le gustaría ser por un día Lex Luthor y reventar a base de potentes máquinas a Flash, Joker, Superman o a Harley Quinn.

Los controles son muy básicos y no hace falta internet para jugar, eso te da muchas posibilidades. Tanto el miércoles como el jueves he estado viciado demasiado a ese juego… pero el jueves por fin encendí mi consola para jugar a un juego que me recomendaron hace ya unos meses y no había tenido ocasión de probar.

Outlast, he descubierto un juegazo

Ese juego es el ‘Outlast’ y os puedo prometer que en un entorno adecuado podréis disfrutar de una experiencia que va a hacer que tiemblen hasta las últimas neuronas de vuestros cerebros.

Cuando te internas y te sumerges dentro de ese juego entras tú mismo a ese psiquiátrico en el que vas a poder incluso oler los cadáveres podridos, si tienes problemas de corazón ve olvidándote de probar este juego porque tendrás una muerte dolorosa y sangrienta a lo “Rasca y Pica”.

La cosa es que llevaba sin coger la PS4 meses, pero ha sido llegar este juego y no me he separado de ella en lo que ha durado esta semana. ¿Sabéis ese miedo que se interna en vosotros cuando alguien os persigue para haceros daño o el sentir la adrenalina desde tus pies hasta el último pelo de tu cabeza por ese momento de un momento vital?

Si no lo sabéis podréis saberlo con este juego, yo terminé el primer día después de dos horas jugando, con sudores fríos y el corazón a punto de salir del pecho.

League of Legends empieza a cansarme

Y por último el viernes retomé el LOL (League of Legends) después de una semana sin jugar, se me ha hecho duro el estar y vivir sin gente que me flamee cada vez que fedee con un Teemo de maestría 7, y aún sigo sin comprender por qué la gente cuando ve mi build tanque de Heirmendinger me ragea…

El LoL ha sido para mí un juego que me ha acompañado toda la vida junto al Dota (el antecesor del LoL). Ahora mismo estoy consiguiendo en mi cuenta smurf, de nuevo la maestría 5 con La Sardinilla en lata (Fizz), aunque no tengo mucho interés por jugar a este juego últimamente.

Cada vez que abro el ordenador, mientras se carga, enciendo el móvil y empiezo a jugar con el “Clash Royale” o con el “Injustice”, y esas ganas de jugar al LoL han ido mermando. 

Conforme he pasado horas metido en el ordenador, me he dado cuenta que tengo un amplio abanico de posibilidades dentro de mi ordenador y llevo sin aprovecharla años.

Aquí me despido, pero no sin antes aclararos que no siempre voy a elegir yo los juegos a los que voy a jugar y posteriormente compartir las experiencias que he vivido con estos, sobre todo en la sección hermana “Juegos desde dentro“, sino que vosotros tenéis la oportunidad de dejarme en los comentarios lo que queréis que juegue, vea o lea y no tengáis duda que tarde o temprano aparecerá en esta sección.

Hasta la próxima semana terrícolas.